viernes, 15 de diciembre de 2017

STRIP CHESS

STRIP CHESS
En nuestra primera cita,
sentados en casa,
cerca de la piscina,
sugirió un partida de strip chess.
Le dije
que no sabía jugar.
Ella contestó: «¡Perfecto!».


Poema de Cecil (C.J.) Krieger
Dibujo de María José Acosta Malo

________________

On our first date / Sitting at home / By the pool / She suggested a game of strip chess 
I told her / I didn’t know how to play / She replied… perfect! 

miércoles, 13 de diciembre de 2017

LA BALADA DE BOBBY FISCHER

LA BALADA DE BOBBY FISCHER
POR MICAH ELLISON

Cuando el verano hace sudar a Nueva York
y los chicos lían sus cigarrillos
y las chicas gorjean por sus teléfonos,
Bobby Fischer está completamente solo.

En los parques se cortejan los pájaros y las abejas.
Los amigos se abrazan bajo los árboles
y los amantes se besan e intercambian sus anillos.
Pero Bobby Fischer está jugando 18 partidas.

Gritos y llantos desde la YMCA:
«Bobby Bobby, ¿por qué te has ido?».
Su madre susurra, muy sola:
«Bobby Bobby, ¿adónde te has ido?».

Los periódicos por toda la ciudad.
Desde el cielo resplandeciente hasta la suciedad del suelo,
anuncian con bombo por todo Times Square:
«Bobby se ha ido y nadie sabe dónde».

¿Estará en Londres o por España?
¿Se ha cortado el pelo?¿Habrá cambiado de apellido?
¿Estará debajo de esa roca o detrás de ese árbol?
Bobby Bobby, ¿dónde estas?

Bobby volvió con su pobre traje,
sus ojos ardiendo y las uñas agrietadas,
gritando y gritando y apestando a ginebra.
Bobby, Bobby, Bobby, ¿dónde has estado?

«He viajado por este mundo, persiguiendo el sol.
He vivido como un rey y como un mendigo.
Pero responder a tu pregunta, es bastante fácil:
nunca me fui, porque nunca estuve aquí».

Gritan y lloran en la YMCA:
«Bobby, Bobby, ¿por qué no te vas?».
Susurra su madre, callado y bajo,
«Bobby, Bobby, por favor chico, vete».


«La balada de Bobby Fischer» forma parte de la banda sonora de la película Bobby Fischer Against the World (Liz Garbus; HBO Documentary Films, 2011). Letra, música e interpretación por Micah Ellison. Publicada en el CD Party on Top of the Word por Tik Tok 2009. 



THE BALLAD OF BOBBY FISCHER
BY MICAH ELLISON

When New York city summer sweats And the boys are rolling their cigarettes The girls are singing into their phones But Bobby Fischer is all alone
Parks are buzzing with the birds and the bees Friends are hugging into them trees The lovers are kissing and exchanging their rings But Bobby Fischer is playing 18 games
A screaming and crying in the YMCA "Bobby Bobby why did you go away?" His mother is whispering, quite alone "Bobby Bobby where did you go?"
Newspapers rolls are all over town From the glistening sky tops to the filth on the ground They bang and explode all over Times Square "Bobby is gone and no one knows where"
Is he in London or is he in Spain As he cut off his hair, he changed his last name Is he under that rock or behind that tree Oh Bobby Bobby, where can you be?

Bobby came back with his poor little sack, and his eyes were on fire and his fingernails cracked, screamin and hollerin and stinkin of gin. Oh Bobby, Bobby, where have you been? "I've traveled this world, chasin the sun. I lived as a king and I lived as a bum. But to answer your question, it's really quite clear: I never was gone, cuz I never was here." Well they're screamin and cryin at the YMCA, "Bobby, Bobby, why don't you go away?" His mother's whisperin, quiet and low, "Bobby, Bobby, please boy, go."


lunes, 11 de diciembre de 2017

DUCHAMP vs DALÍ


Marcel Duchamp y Salvador Dalí jugando al ajedrez durante el rodaje de la película A Soft Self-Portrait of Salvador Dalí (Un autorretrato blando de Salvador Dalí; Jean-Cristophe  Averty. Seven Arts Television and Coty Television Corp., 1966) 

Fotografía del que fuera secretario personal de Salvador Dalí, que era productor ejecutivo del film en cuestión, Robert Descharnes.

La fotografía puede verse en la exposición «Dalí/Duchamp» en exhibición en la Royal Academy of Arts de Londres.

viernes, 8 de diciembre de 2017

BOZORGMEHR HOSSEINPUR


El cineasta iraní Ashgar Farhadi golpea con un trebejo en forma de Oscar a otro trebejo con las hechuras de Donald Trump en una caricatura de 2017 del dibujante Bozorgmehr Hosseinpur publicada en su cuenta de Instagram.

El contexto de la caricatura es el siguiente. En febrero de 2017, el cineasta Ashgar Farhadi se negó a acudir a la ceremonia de los Oscar, en la que conseguiría su segunda estatuilla, en protesta por la política migratoria que el recién elegido presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, estaba empezando a aplicar. La obtención del premio fue interpretada por algunos medios iraníes (Irán es uno de los países más afectados por las medidas de Trump) como una suerte de justicia poética.

Por último, si los protagonistas de la caricatura están jugando una partida, lo están haciendo con el tablero mal colocado.


miércoles, 6 de diciembre de 2017

THE THINKERS

The Thinkers (Quality Chess; 2017) es un libro monográfico de fotografía dedicado en exclusiva a mostrar retratos de jugadores de ajedrez, en su mayoría en el ejercicio de sus funciones. Su autor es el asturiano David Llada, que en esto del ajedrez ha tocado casi todos los palos. Jugador aficionado, periodista y escritor especializado, organizador y, hoy en día, sobre todo fotógrafo. Sus libros de ajedrez van desde biografías sobre campeones del mundo (Karpov, el camino de una voluntad. Dilema, S. L.; Madrid, 2006) a libros de iniciación a la pedagogía del ajedrez (Ajedrez para padres y educadores. Anaya Multimedia; Madrid, 2016)


Un genio de la fotografía, Philippe Halsman (cuyas fotografías sobre ajedrez ya se han publicado en ARTEDREZ), puso a sus modelos a saltar en una serie que tituló Jumpology! Su intención era que, concentrados en el ejercicio físico, los modelos se olvidaran de sí mismos, dejaran caer las distintas caretas con las que nos embozamos en la vida cotidiana y se mostraran tal y como son, enseñando su verdadera cara. Siempre he pensado que con idéntico objetivo bien podría haberlos puesto a jugar al ajedrez. El ajedrez es un juego agonal, en el sentido competitivo del término, en el que la profunda concentración, la intensidad de las emociones, el esfuerzo intelectual hacen que el ajedrecista se olvide completamente del mundo que le rodea, que viva en una dimensión paralela y ajena a la realidad, donde sin duda revela al objetivo su auténtico ser. Ese es el territorio donde acecha Llada. Aprovechando su conocimiento del juego y su familiaridad con muchos de los jugadores profesionales, busca captar ese momento que explicite el drama que se está representando sobre el tablero. Porque, es evidente para cualquiera que conozca un poco el ajedrez, en cualquier partida se representa un drama.



Además, por más que muchos ajedrecistas la hurten a la vista —solo hay que ver la portada del libro—, este es un libro de miradas. En una disciplina en la que salvo por los saludos protocolarios de antes y después de la partida no existe contacto físico, los ajedrecistas se comunican por la mirada. Miradas intimidatorias que pretenden influir en el contrario, miradas inquisitivas que buscan adentrarse en la mente del rival y adivinar qué planes oculta, miradas escrutadores que quieren averiguar qué efecto ha causado nuestro juego en el rival, miradas perdidas, vueltas hacia dentro, que intentan encontrar la clave oculta de la posición. 


La belleza de las imágenes viene potenciada por el uso de objetivos de focales largas a máxima abertura, lo que facilita el aislamiento de las figuras del entorno. Porque en estas fotografías no hay entorno, no hay «ambiente», y si lo hay es muy poco. Están solos los jugadores con sus pensamientos. En este sentido, Llada ha tenido que trabajar duro para convencer a árbitros y organizadores de que le permitieran hacer fotos durante toda la ronda. La convención tradicional solo permitía hacer fotos durante los cinco primeros minutos. Y durante esos minutos poco pasa. Los jugadores están concentrados o ausentes (a veces hasta físicamente del tablero) y desde luego no hay drama, no hay acción. La función aún no ha comenzado.

Un hecho que me ha llamado la atención del trabajo de Llada es que su objetivo se detiene lo mismo delante del campeón del mundo que del más humilde aficionado, sin desdeñar a los jugadores callejeros. Un no tan extraño hermanamiento ante el tablero porque ahí, da lo mismo quién seamos, campeón o aficionado, estamos todos solos frente a nuestros propios límites.



Para terminar, cualquier selección es sin duda arbitraria, aunque sea la del propio autor. Las fotos seleccionadas son unas pero pudieran ser otras. Por ello, deliberadamente, he escogido para ilustrar esa nota cuatro fotos de David que no están en el libro. Aunque bien podrían estarlo.



FICHA TÉCNICA
DAVID LLADA THE THINKERS QUALITY CHESS, 2017


lunes, 4 de diciembre de 2017

PATTI SMITH vs BOBBY FISCHER

De la lectura de M Train (Lumen; Barcelona, 2016) queda claro que Patti Smith, además de uno de los referentes de la música punk/rock de mediados de los setenta, es una persona de aficiones diversas y sorprendentes. Una de ellas es su interés por el científico alemán Alfred Wegener, el creador de la Teoría de la Deriva Continental —que formuló en su libro de de 1922 «El origen de continentes y océanos»— que fue el precedente de la moderna teoría de la tectónica de placas que explica el funcionamiento de la corteza terrestre y por ende las causas de los terremotos y los volcanes. Este interés de Patti por Wegener la llevó a ser admitida en una especie de sociedad secreta —El club de la deriva continental— cuyos miembros se identifican a sí mismo solo por un número (Patti era la número 23 de un total de 27 socios posibles) dedicada a conservar la memoria del científico. En la actualidad el club se ha disuelto.

Otro interés constante de la cantante norteamericana es tomar fotografías con una vetusta cámara Polaroid de 1967 (la Automatic 250 Land Camera) que la acompaña a todas partes y con la que saca fotografías de todo lo que le gusta. Una vez  comparó esas fotos con los sellos que recolectan los peregrinos para acreditar su viaje a Compostela. Son pues una suerte de hitos de su viaje espiritual.



Fue la suma de estos intereses lo que originó la historia que queremos contar:

En 2007 Patti Smith se hallaba en Islandia dentro de las actividades del Club de la Deriva Continental cuando otro de los integrantes del club, descrito como un Gran Maestro de Ajedrez islandés muy robusto, le pidió que la sustituyera como invitada especial de un torneo de ajedrez; a cambio le ofreció tres noches de estancia en el Hotel Borg de Reikiavik y la autorización para fotografiar la mesa donde Fischer y Spassky habían disputado algunas de sus partidas por el título del mundo en 1972. La afición de Patti por sacar fotos la decidió a aceptar el trato. La jornada transcurrió sin incidentes y Patti pudo fotografiar la mesa donde Fischer y Spassky se habían enfrentado. Ella misma tuvo que posar con los ganadores y la prensa dio cobertura al evento. La sorpresa llegó al día siguiente cuando recibió una llamada de alguien que se presentó como el guardaespaldas de Bobby Fischer preguntándole si podría reunirse con el ajedrecista a medianoche, sin más presencia que sus respectivos guardaespaldas. La reunión debía celebrarse en el comedor privado del Hotel Borg. En una entrevista promocional del libro y en la que cuenta también la historia, Patti remarca que ella nunca había tenido guardaespaldas. Sin embargo, se buscó uno para la ocasión. Andaba Patti pensando de qué podría hablar con Bobby, dado que su interés por el juego es meramente estético, cuando el guardaespaldas de Bobby disipó parte de sus dudas al espetarle: no menciones el ajedrez.




Durante el encuentro, Fischer mostró su peor cara. Empezó a comportarse de forma muy grosera con sus habituales comentarios racistas y conspiranoicos expresados en un lenguaje muy  vulgar. Pero Patti se defendió bien, replicó instantáneamente que ella podía ser tan desagradable como él, solo que sobre otros temas. En ese momento, un aplacado Fischer se bajó la capucha con la que se cubría y le preguntó si se sabía alguna canción de Buddy Holly. Fischer, un apasionado del Rock & Roll, y Patti pasaron las siguientes horas cantando viejos temas de los Chi-Lites, los Four Tops o Chuck Berry. Fischer, dijo Patti, cantaba muy mal. Cuando se atrevió a cantar el falsete del estribillo de Big Girls Don’t Cry, de Frankie Valli, hasta su guardaespaldas acudió presurosamente a ver si pasaba algo.

Posteriormente, Patti le recordó que se habían conocido previamente, cuando ella era muy joven y trabajaba como dependienta en una librería. Al parecer, Fischer había acudido a firmar ejemplares de alguno de sus libros a Scribner’s, en la esquina entre la 5ª y la 49ª Sur. Ante la avalancha humana que se produjo, Fischer dio tales muestras de nerviosismo que Patti le ayudó a huir de sus admiradores escoltándolo hasta la puerta trasera. Fischer no recordaba la anécdota.

Llegados a este punto, Fischer le preguntó si ella le podía conseguir libros a lo que Patti respondió que sí. Y así, hasta el fin de su vida, Fischer le fue pidiendo «oscuros libros de historia» que ella con gran esfuerzo le conseguía. De alguna forma, mantuvieron lo que Patti llama una «amistad abstracta» hasta la muerte de Bobby. Amistad basada en la distancia, los libros y el Rock & Roll.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

MÁS

Hacía tiempo que no actualizábamos el tema preferido de ARTEDREZ, los muchos homenajes a la fotografía de Julian Wasser que mostraba a Marcel Duchamp jugando contra Eve Babitz en 1963.

En este caso se trata de una exposición del poeta visual Sarenco en la Fondazione Berardelli de Brescia. La exposición Sono un poeta di montagna e me ne vanto (Soy un poeta de montaña y estoy orgulloso de ello) se celebró en 2008. En la jornada inaugural el poeta ofició una performance en la que rememoró la legendaria fotografía.


lunes, 27 de noviembre de 2017

LA ESCALA DE EDUARDO SCALA

No menos que los peldaños de una escala, por la que los personajes retratados ascienden y descienden —del cielo a la tierra y de la tierra al cielo—, las páginas del libro son una sucesión de miradores desde los que se pueden contemplar grandes paisajes formados por nombres que son constelaciones o cristalizaciones. Nombres que permiten recorrer geométricos caminos en una suerte de ajedrez poético que culmina en las tres Ciudades Santas: Jerusalén, Roma y Santiago de Compostela.

Eduardo Scala en 2016


FICHA TÉCNICA
IGNACIO GÓMEZ DE LIAÑO
LA ESCALA DE EDUARDO SCALA
EN 8 ESCRITOS (1993-2016) SOBRE LA POESÍA DE EDUARDO SCALA 
TURPIN EDITORES. MADRID, 2017

viernes, 24 de noviembre de 2017

LOS ENEMIGOS ÍNTIMOS DE LA DEMOCRACIA


Los enemigos íntimo de la democracia, una de las últimas obras del lingüista y filósofo francés Tzvetan Todorov, es otro ejemplo de cubierta que recoge un motivo ajedrecístico en un libro que no contiene ninguna referencia al ajedrez.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

¡TE TOCA!


Ilustración para un artículo que analizaba la estrategia gubernamental después de la victoria electoral de Donald Trump realizado por Julia Artern Design para una revista financiera .

lunes, 20 de noviembre de 2017

LUIS MIRAVITLLES


A Luis Miravitlles solo lo recordarán los más viejos del lugar (que fueran residentes en España, claro). Desde finales de los años 50 hasta los 70 del pasado siglo, Luis Miratvilles fue el divulgador científico por excelencia de la televisión española. Su esfuerzo para intentar meter algo de ciencia en los hogares españoles probablemente nunca será agradecido como se merece.

Fue, además, uno de los comentaristas que narraron en España la llegada del hombre a la luna. Debo reconocer que para mí, en aquel momento, más que el acontecimiento histórico, me emocionó que mis padres, en razón precisamente de lo histórico del acontecimiento, me permitieran estar levantado hasta la madrugada, algo no muy frecuente en los progenitores de la época para con los menores.

En la memoria me ha quedado la narración con la que empezaba uno de sus programas: «Saber es útil, soñar es necesario, imaginar es imprescindible», que bien pudieran ser los consejos de un entrenador de ajedrez a sus pupilos.

En la fotografía, Luis Miravitlles enseñando a jugar al ajedrez a sus hijos en presencia de su mujer.

viernes, 17 de noviembre de 2017

¿JAQUE MATE?

¿JAQUE MATE?
Fue una extraña partida de ajedrez.
Mi dama me traicionó con tu alfil.
Mi caballo decapitó a tu peón avanzado.
Tu rey robó uno de mis caballos..
Piezas sin rumbo en casillas del color equivocado
o haciendo movimientos no reglamentados.
Sangre derramada al paso.
Jaquear era un insulto a la integridad,
una mancha en el honor del otro.
Hubo discusiones, perdones,
abuso verbal, alevosía, abrazos y besos.
Incluso un motín en la casilla f1.
No recuerdo quién ganó.
Incluso puede que fuera tablas.
Incluso puede que no fuera ajedrez.

JAQUE MATE
Óskar Manso. «Jaque mate». 2012
_______________________________

John Grey es un poeta australiano residente en los Estados Unidos. Su obra puede leerse en la revista digital Baby Lawn Literature.

Oskar Manso es un fotógrafo vitoriano. Más sobre su obra en su página web y en su galería de Flickr.


Checkmate? John Grey

Such a bizarre game of chess. / Your bishop cheated with my queen. / My knight beheaded your lead pawn./

Your king rustled one of my horses. / Pieces drifted onto the wrong color squares / or made moves not in the rule book. /

Blood was spilled during en passant. / Check was nothing less than an insult to integrity, / a stain on the other’s honor. /

There’s was fencing, forgiveness, / Verbal abuse, power-plays, hugs and kisses. / and even a riot at KB 1. /

I don’t remember who won. / It could have been a draw./ It may not have even been chess.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

DUCHAMP PARA NIÑOS


El artista italiano Fausto Giberti tiene una serie de libros ilustrados que buscan explicar el arte contemporáneo más vanguardista a los niños. Yves Klein, Jackson Pollock, Lucio Fontana o Piero Manzoni forman parte de la colección. También Marcel Duchamp.

Por otra parte, el señor Duchamp ya había hecho su jugada más importante hacía algún tiempo. Cuando, con aquel urinario, cambió el modo de hacer y de mirar el arte para siempre.
Jaque mate 

La viñeta junta dos aspectos característicos de Duchamp, la provocación, por el gigantesco escándalo (el segundo de su carrera) generado por la presentación de la obra Fuente —un urinario puesto del revés y firmado R. Mutt— en la exposición de la Sociedad de Artista Independientes de 1917. Y el ajedrez, por el que supuestamente abandonó el arte en los años 20. La fuente de Duchamp, y es una opinión extendida, dio jaque mate al arte.

FICHA TÉCNICA
FAUSTO GIBERTI
MARCEL DUCHAMP
CORRAINI EDIZIONI. MANTOVA, 2016

lunes, 13 de noviembre de 2017

JEAN-PIERRE LELOIR


Con motivo del Festival Internacional de Jazz de Madrid, que nos entona el alma todos los otoños, en el vestíbulo del Centro Cultural Conde-Duque se exhibe una muestra fotográfica de Jean-Pierre Leloir. Leloir, que recibió del compositor Michel Legrand el tremendo elogio de ser considerado «un músico cuyo instrumento es la cámara», documentó a todos los grandes del jazz desde los años 50 hasta su muerte en 2010. Su ingente obra se ha recopilado recientemente en el libro Jazz Images (Elemental Music Records. Barcelona, 2016)

En la exposición podemos ver la foto que encabeza esta nota. En ella vemos a Dizzy Gillespie rodeado de admiradores en una playa de Antibes en 1962. El texto que acompaña a la fotografía señala que ni siquiera en la playa Gillespie dejaba su peculiar trompeta angular. Ni el tablero de ajedrez, añadimos nosotros.

Otro retrato de Dizzy Gillespie por Jean-Pierre Leloir, el que mostramos debajo de estas líneas, se publicó en el libro de André Francis Jazz (Editions du Seuil. París, 1958). La ausencia del retratado no impide que lo cataloguemos como tal. La trompeta, en su peculiar ángulo de 45º (o de 135º, según se mire), y el tablero de ajedrez lo hacen tan reconocible como si estuviera mirando a la cámara.



Más de Dizzy Gillespie en ARTEDREZ:

viernes, 10 de noviembre de 2017

GOOD AT CHESS, BAD AT LIFE


«Bueno al ajedrez, malo en la vida» reza este triste grafiti encontrado en las calles de Nueva York por la fotógrafa Tina Leggio en marzo de 2014.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

ADELAIDA vs EL OBISPO DE BAMBERG

Wilhelm von Kaulbach fue un pintor e ilustrador alemán del siglo XIX. Como ilustrador, se inspiró frecuentemente en las obras de Wolfgang von Goethe. Parte de estos trabajos fueron recogidos por Rebecca Warren Brown en The Goethe Gallery: from the original drawings of Wilhelm von Kaulbach; Houghton, Osgood and Company. Boston, 1879. Hay edición digital en archive.org.



Entre las ilustraciones seleccionadas encontramos una que describe parte de la escena I del acto II de Goetz von Berlichingen, un drama de Goethe de 1773. Es en esta obra donde se dice una célebre frase sobre el ajedrez que está presente en todos los repertorios de citas sobre el tema.

Es verdaderamente (el ajedrez) la piedra de toque de la inteligencia

(Es ist wahr, dies Spiel ist ein Probierstein des Gehirns)

Veamos el contexto de la cita. El drama de Goethe se inspira en la autobiografía del caballero Gottfried von Berlichingen de Hornberg, noble alemán de finales del siglo XV y principios del XVI, quien participó como caballero de fortuna en todo cuanto conflicto armado se le puso a tiro, sin importarle mucho de parte de quién combatía. 

Goethe trata el tema con gran libertad y convierte a Goetz en un héroe de características románticas que defiende su integridad frente a una sociedad decadente e injusta que soslaya los derechos de los nobles y los pueblos con intrigas palaciegas. Leal y amigo de sus amigos es traicionado y, malherido, muere en prisión con la palabra Libertad, así en mayúsculas, en los labios.

La ilustración de Wilhelm von Kaulbach representa el momento en que en la corte del obispo de Bamberg, enemigo de Goetz en la realidad y en el arte, se está tramando la perdición del caballero. Liebtraut, un cortesano —representado en la escena tocando el laúd— será el encargado de atraer a Adelbert von Weislingen, amigo de la infancia de Goetz y prometido de su hermana, a Bamberg donde la bella sin escrúpulos Adelaida se encargará de seducirlo e instarle a traicionar a Goetz. Detrás de las cortinas se esconden el abate de Fulda, otro cortesano del obispo de Bamberg, y Franz, el escudero enamorado que perecerá víctima de todas sus traiciones. La bella Adelaida y el obispo juegan al ajedrez.

El diálogo que mantienen es el siguiente:

ADELAIDA
—Vuestra mente no está en el juego. Jaque. 
BAMBERG
—Aún puedo salvarme.
ADELAIDA
—No lo lograréis durante mucho rato. Jaque.
LIEBTRAUT
—Si yo fuera un príncipe poderoso, no jugaría a este juego. Es más, lo prohibiría en la corte y en todo mi reino.
ADELAIDA
—Es verdaderamente la piedra de toque de la inteligencia. Mate.

ADENDA ESCATOLÓGICA

Célebre, por el escándalo que promovió, se hizo un parlamento de la escena XXXI del acto III de esta obra en la que el protagonista, rodeado en su castillo por el ejército imperial, es conminado a rendirse por un emisario del capitán que comanda las tropas: «¿Rendirme a discreción?» —replicó Goetz—. «¿A quién creéis que habláis? Decidle a vuestro amo que tocante a Su Majestad Imperial, ni antes ni ahora ni jamás dejaré de respetarle, como cumple a mi honor; pero en lo tocante a él, decidle y repetidle que bien puede besarme el culo». La frase textual solo aparece en la primera edición, en las siguientes se consideró preferible sustituir «el culo» por unos puntos suspensivos. La expresión «la frase de Goetz» se  convirtió en una forma eufemística de explicar claramente a un interlocutor lo que se pensaba de él.

Pero aún hay más. A Mozart le hizo gracia la frase y compuso un canon para seis voces en si bemol mayor K231 con el título Leck mich im Arsch (Bésame el culo) inspirada de forma expresa en esa frase de Goetz von Berlichingen. Probablemente, no fuera más que un divertimento para entretener a sus amigos pero ahí ha quedado, dentro del corpus mozartiano.


lunes, 6 de noviembre de 2017

ROBERT FLEISCHMAN

DJIsrE3W0AENrQP.jpg-large


«Chess Queen» es un collage digital de Robert Fleischman con el que el artista norteamericano ha participado en la reciente exposición History of the Chess Queen (or the Advent of Feminine Power) —La historia de la dama del ajedrez (o el advenimiento del poder femenino)— clausurada hace apenas unos días en la galería Hilton|Asmus Contemporany de Chicago. La exposición, como su nombre indica, quiere celebrar, tomando como modelo la Historia del Ajedrez, el progresivo avance de las mujeres hacia la igualdad de derechos y oportunidades.

La exposición se inspira en el libro de Marilyn Yalom «Birth of the Chess Queen» (El nacimiento de la dama del ajedrez; Harper-Collins. New York, 2004) en el que se estudian los posibles modelos de reinas realmente existentes (la bizantina Teófano o la burgundia Adelaida, por no mencionar a Isabel de Castilla) en la feminización, primero, y el empoderamiento, después, de la pieza que acompañaba al rey en el ajedrez medieval y que era conocida, según las épocas y las culturas, como firzan, visir o alferza y que desembocó en el nacimiento de la moderna y poderosa dama.


FICHA TÉCNICA
ROBERT FLEISCHMAN
CHESS QUEEN (2017)
COLLAGE DIGITAL. 94 x 67,9 cm.
COLECCIÓN PARTICULAR