viernes, 29 de mayo de 2015

ENEKO


El dibujante venezolano Eneko suele emplear el ajedrez como medio de denuncia en algunas de sus viñetas. En esta, publicada en "20minutos" el lunes 25 de mayo, se refiere a la gran cantidad de homicidios de personas de raza negra a manos de policías blancos.

miércoles, 27 de mayo de 2015

MARY ELLEN MARK


Ha fallecido Mary Ellen Mark, una de las grandes fotógrafas del siglo XX. Aunque sintió predilección por dirigir sus objetivos hacia los sectores más desfavorecidos o marginales de la sociedad, también trabajó a menudo realizando la foto fija de multitud de películas, las fotos que hizo durante el rodaje de Apocalypse Now son mis favoritas, y realizando multitud de trabajos tanto para la prensa como para proyectos personales.

A partir de 1995, Mary Ellen tuvo acceso a una de las pocas cámaras Polaroid de 20x24 pulgadas existentes. Esta cámara es una cámara instantánea de grandísimo formato (51x61 cm) que le gustaba especialmente por la ausencia de post-producción; es decir, porque todo debía estar perfecto en el momento de apretar el disparador.

La foto de Garry Kasparov que encabeza estas línea fue tomada en Manhattan, Nueva York, en 2007 con una de esas cámaras Polaroid 20x24. Fue realizada cuando la actividad política del decimotercer campeón del mundo de ajedrez estaba en su punto más alto, de ahí la presencia de Vladimir Putin como trebejo (o como matrioska, no estoy muy seguro).

El 5 de febrero de 2012 ya publicamos en ARTEDREZ una foto de Mary Ellen Mark.

Descanse en paz.

lunes, 25 de mayo de 2015

SANTIAGO RAMÓN Y CAJAL


El premio Nobel de Fisiología y Medicina español Santiago Ramón y Cajal fue muy aficionado al ajedrez en diversas épocas de su vida. Como le ocurría con cualquier cosa que le apasionase, en esas épocas se dedicaba con un ahínco sorprendente a estudiar el juego para afinar su comprensión del mismo y mejorar sus prestaciones competitivas. Sin embargo, como les ocurriera a otros científicos e intelectuales como Montaigne o Unamuno, llegó un momento en el que se detuvo presa del vértigo ante un abismo que parecía ser insondable. Sintió que los esfuerzos que debía acometer para mejorar sustancialmente en ajedrez le apartarían de su principal pasión, la ciencia. Pero, pese a todo, no conseguía dejarlo. Tal era su obsesión con el ajedrez que llegó a considerarlo un vicio que amenazaba con arruinar su vida. Sin embargo, se las ingenió para lograrlo de una forma que sorprende por lo original y creativa y que define, además, perfectamente su personalidad.

En sus "Recuerdos de mi vida" (Revista de Aragón, 1901-1904), obra que no me cansaré nunca de recomendar porque al lado del científico brillante surge un personaje de una estatura moral y un sentido cívico que harían sonrojar a cualquier político actual que se aventurara a leerlo, en este libro, decía, explica el proceso con el que consiguió superar su dependencia de lo que denominaba un "aristocrático recreo".

SEGUNDA PARTE. HISTORIA DE MI LABOR CIENTÍFICA
CAPÍTULO IV
...deseo contar aquí cómo me libré de un vicio tenaz e inveterado, el ajedrez, que amenazaba seriamente mis veladas.
Conocedores de mi afición al noble juego de Ruy López y Philidor, varios contertulios del Casino Militar me invitaron a hacerme socio.
Tuve la flaqueza de acceder; me estrené con varia fortuna midiéndome con aficionados de alguna talla; creció un tanto mi destreza y con ella el afán morboso de sobrepujar a mis adversarios. En mi necia vanidad, llegué a jugar cuatro partidas simultáneas, defendidas por sendos campeones, amén de numerosos mirones que discutían prolijamente las consecuencias de cada jugada. Partida hubo que duró dos o tres días. En mi empeño de lucirme a toda costa y confiando en mi pasadera memoria visual, llegué a jugar sin mirar al tablero.
Excusado es decir que adquirí cuantos libros del aristocrático recreo llegaron a mis manos y hasta caí en la inocencia de enviar a las ilustraciones extranjeras soluciones de problemas. Arrastrado por la creciente pasión, mis sueños eran interrumpidos por ensueños y pesadillas, en las cuales armaban frenética zarabanda peones, caballos, reinas y alfiles. Derrotado la víspera en una o varias partidas, ocurríame a menudo despertarme sobresaltado durante las primeras horas matinales, con el cerebro enardecido y vibrante, prorrumpiendo en frases de irritación y despecho. «¡Torpe de mí! —exclamaba—; había un jaque mate a la cuarta jugada y no supe verlo.» Y, en efecto, puesto el tablero sobre la mesa, comprobaba apenado la tardía clarividencia de mi inconsciente que había laborado por mí durante las escasas horas de reposo.
Esto no podía continuar. La fatiga y la congestión cerebral casi permanentes me enervaban. Si en el juego del ajedrez no se pierde dinero, se pierde tiempo y cerebro, que valen infinitamente más.Y se despolariza nuestra voluntad, que corre por cauces extraviados. En mi sentir, lejos de ejercitar la inteligencia, como se ha dicho por muchos, el ajedrez la descentra y la gasta. Consciente del peligro de mi situación, temblaba ante la desconsoladora perspectiva de convertirme en uno de esos tipos amorfos, sedentarios y ventripotentes que envejecen infecunda e insensiblemente en torno de una mesa de tresillo o de ajedrez, sin suscitar un afecto sincero, ni provocar, cuando llega la inevitable apoplejía o la terrible uremia, más que un sentimiento de fría y ritual conmiseración. —¡Lástima de Pérez!... ¡Era un buen punto! Habrá que pensar en reemplazarlo—. Porque el jugador de Club o de Casino no es más que un pie de mesa, algo así como el cuadro vulgar que ocupa un lugar en la sala, para hacer pendant con los demás.
Pero ¿cómo curarme radicalmente? Sintiéndome incapaz del inexorable «no juego más», patrimonio de las férreas voluntades; acuciado constantemente por el ansia de desquite —el genio maléfico de todo jugador—, sólo se me ocurrió como recurso supremo un remedo del similia similibus de los homeópatas: estudiar a fondo los tratados de ajedrez, y reproducir las más célebres partidas; y además, disciplinar mis nervios harto impresionables, aumentando al sumo la tensión imaginativa y reflexiva. Era inexcusable también abandonar mi estilo de juego, consistente en ataques románticos y audaces, para atenerme a las normas de la más cautelosa prudencia.
De esta suerte y gastando en mi empeño toda mi capacidad de inhibición, alcancé al fin mi codiciado propósito. El cual consistía —lo habrá adivinado el lector— en lisonjear y adormecer mi insaciable amor propio con la derrota, durante una semana, de mis hábiles y ladinos competidores. Demostrada, eventual o casualmente, mi superioridad, el diablillo del orgullo sonrió satisfecho. Y temeroso de reincidir, dime de baja en el Casino, no volviendo a mover un peón durante más de veinticinco años. Gracias a mi ardid psicológico, emancipé mi modesto intelecto, secuestrado por tan rudas y estériles porfías, y pude consagrarle, plena y serenamente, al noble culto de la ciencia.
_____________________________________________________________

La fotografía que encabeza esta nota muestra a Santiago Ramón y Cajal jugando una partida de ajedrez contra su amigo Federico Olóriz. Se realizó el año 1898 en el municipio madrileño de Miraflores de la Sierra. El fotógrafo fue uno de los hijos de Ramón y Cajal. 


FICHA TÉCNICA
SANTIAGO RAMÓN Y CAJAL
RECUERDOS DE MI VIDA
CENTRO VIRTUAL CERVANTES, 1997.2015 

viernes, 22 de mayo de 2015

PAWN SACRIFICE

pawn_sacrifice_cartaz

Cartel de Pawn Sacrifice, el biopic que Edward Zwick ha rodado sobre Bobby Fischer. Tobey Maguire interpretará al campeón norteamericano. 

Su estreno está previsto para septiembre de 2015. 

miércoles, 20 de mayo de 2015

UNA AVENTURA DE MANDRAKE, EL MAGO

Mandrake the Magician (Mandrake, el mago) es una tira cómica diaria creada por el escritor Lee Falk y el dibujante Phil Davies en 1934 (tras la muerte de Davies en 1964, Fred Fredericks se hizo cargo del dibujo) para la todopoderosa agencia de prensa King Features Syndicate.

Mandrake, vestido siempre como para aparecer en escena con frac, chistera y bastón, es considerado por algunos el primer superhéroe de la historia. Estaba dotado de una enorme capacidad hipnótica y era capaz de hacer creer casi cualquier cosa a sus enemigos. Su compañero era un gigante africano, Lothar, y tenía una de esas novias eternas de los personajes de cómic antiguos, Narda.


La nonagésima aventura de Mandrake, iniciada el 24 de diciembre de 1956 y finalizada el 2 de marzo de 1957, se tituló "The Chess Kings". En ella, Mandrake y Lotario tienen que resolver el secuestro de un viejo amigo del mago, el profesor Korr, un ajedrecista profesional. Korr ha sido raptado para ayudar en una contienda que enfrenta a dos pequeños países, llamados Gambetia y Philador, y que los ha llevado al borde de la guerra. Los reyes de esos países están obsesionados con el ajedrez y mantienen una rivalidad en la que cruzan las más desorbitadas apuestas.

El lector interesado puede leer la historieta completa aquí.



En España, donde en un principio el personaje fue bautizado como Merlín, el mago moderno, se publicó en 1958 por la editorial Dólar bajo el título de "El ajedrez vivo".

lunes, 18 de mayo de 2015

EL MATE DEL PASTOR


Padre de la fotografía artística y precedente del pictorialismo, el sueco naturalizado británico Oscar Gustav Rejlander fue uno de los fotógrafos fundamentales de la época victoriana. Pintor de formación, logró un gran dominio de la técnica fotográfica experimentando con el montaje de varios negativos en una misma copia, el retoque, la doble exposición y otros medios de manipulación fotográfica.

Rejlander retrató a muchas de las grandes personalidades de la época como Lewis Carroll, a quien enseñó técnica fotográfica, Charles Darwin, con quien colaboró en el libro "La expresión de las emociones en el hombre y en los animales" (uno de los primeros libros en ser ilustrados con fotografías) o el poeta Alfred Tennyson. Sin embargo es más recordado por las grandes composiciones alegóricas con las que pretendía dotar de un contenido ejemplarizante a la fotografía. En este aspecto, su obra más significativa es "Los dos caminos de la vida", para la que utilizó 32 negativos diferentes.

La fotografía que encabeza esta líneas, "Scholar's mate" (el mate del pastor), es una obra de 1857, el periodo de madurez de Rejlander. En la fotografía se ve a un niño y una niña enfrentados en una partida de ajedrez con una mujer, acaso su madre, entremedias de ambos. El entorno es burgués y las vestimentas elegantes y, en el caso del muchacho, indescriptibles.

La posición que hay en el tablero es la siguiente:


Efectivamente, como indica el título, la niña amenaza dar el mate del pastor y va a lograrlo porque el niño ha cogido ya el caballo de dama y no podrá impedir 4. Df7 mate. 

A falta de una fuente documental que aclare las intenciones que albergaba Rejlander, no estoy muy seguro de qué quiso decir el autor con esta obra. Pese a su apariencia de escena de género, la gestualidad de la figura central de la composición, señalando con sus índices a ambos niños, la existencia de una posición de mate en el tablero y la misma postura de los jugadores sugiere que hay un significado que se me escapa.

¿Alguna idea?

FICHA TÉCNICA

OSCAR GUSTAV REJLANDER
THE SCHOLAR'S MATE (1857-1859)
COPIA A LA ALBÚMINA DE DOS NEGATIVOS AL COLODIÓN HÚMEDO. 19,5 x 16,5 cm.
THE METROPOLITAN MUSEUM OF ART


viernes, 15 de mayo de 2015

JUGANDO AL AJEDREZ



FICHA TÉCNICA
JEAN-PAUL KAYSER
JUGANDO AL AJEDREZ, 1925
ÓLEO SOBRE LIENZO. 76x86 cm.
GALERÍA NACIONAL DE HAMBURGO

miércoles, 13 de mayo de 2015

GANESHAS

Ganeshas by ©Marina Molares

Ganeshas es un collage de la madrileña Marina Molares perteneciente a la serie "Animal Collective", una colección de diez obras basadas en mitologías de distintas épocas y culturas.

Nos recuerda la autora que Ganesha, el dios con cabeza de elefante, es una de las figuras que más devoción despierta entre los fieles del panteón hindú y que no solo es reverenciado por los hinduístas sino que también tiene seguidores dentro del budismo y el jainismo. Ganesha es la divinidad que ayuda a superar los obstáculos, el patrón de las artes y las ciencias, el dios del intelecto y la sabiduría.

Con estos mimbres no es de extrañar que Marina Molares haya elegido el ajedrez como vehículo para mostrar a Ganesha. ¡Y por partida doble, además! Para los aficionados al ajedrez, la simple mención de la India remite inmediatamente al chaturanga, el remoto antecedente tanto de nuestro ajedrez como de los juegos de tablero semejantes a él que se practican en China (xiangqi), Japón (shogi), Tailandia (makruk), Birmania (sittuyin) y Corea (janggi). 

Una de las piezas del antiguo chaturanga era gaja, el elefante. Aunque más que con Ganesha, tiene que ver con el uso militar que de los paquidermos hacía el Imperio Gupta en el siglo VI de nuestra era, cuando se supone que el juego fue inventado a imagen y semejanza de los ejércitos imperiales: infantería, caballería, elefantes y carros de combate, todos ellos dirigidos por un rajá y su general. 

Cuando los persas aprendieron el juego de los indios lo rebautizaron chatrang y tradujeron los nombres de las piezas. El rajá pasó a ser el sha y gaja pasó a ser pil.  Cuando los árabes invadieron Persia aprendieron allí el juego, que llamaron shatranj, y adaptaron las denominaciones persas a su fonética. El pil se convirtió en fil. Cuando los reinos cristianos de la Península Ibérica fueron invadidos por los musulmanes también aprendieron el juego, que llamaron acedrex, y tradujeron o adaptaron el nombre de las piezas. Pero mantuvieron la palabra árabe para el viejo gaja, solo que anteponiéndole el artículo determinado al. Así se convirtió en alfil, el elefante.

No sé si la magia simpática será efectiva en este caso. Por si fuera así, cuando usted mueva un alfil, Lector, tenga presente que tiene en la mano al antiguo gaja, al viejo elefante, y que las virtudes de Ganesha le acompañarán. Superará sin esfuerzos los obstáculos que el destino tenga a mal ponerle a su paso, disfrutará como nunca antes en su vida de los gozos que proporcionan el arte y las ciencias y crecerá sin parar en inteligencia y sabiduría hasta el final de sus días, que auguro y deseo lejano. 

Por la gracia de Ishvara que libra de todo temor.



lunes, 11 de mayo de 2015

VÍVELA

Dicen que la vida se decide en un tablero de ajedrez.


Verso de la canción de Pablo Alborán "Vívela" incluida en el álbum Terral (Warner Music, 2014)

Ilustración: Fairfield Porter, "Interior con tablero de ajedrez" (1963)

viernes, 8 de mayo de 2015

MAYA PLISETSKAYA

La bailarina rusa Maya Plisetskaya jugando al ajedrez contra su hermano Alexander en presencia de su hermano menor, Boris. 

La foto es de 1950.

Maya Plisetskaya with her brothers Alexander (left) and Boris during a game of chess, 1950

miércoles, 6 de mayo de 2015

RODOLFO VALENTINO

Rodolfo Valentino

Rodolfo Alfonso Raffaello Pierre Filibert Guglielmi di Valentina d'Antonguolla, conocido en el siglo como Rodolfo Valentino, hubiera cumplido hoy 120 años.

EL ABISMO FISCAL

obama-boehner-fiscal-cliff-chess-gamejpg-839c277e779375b3


Caricatura de Taylor Jones para el diario portorriqueño "El Nuevo Día", publicada el 21 de diciembre de 2012. Se refiere a lo que se llamó el precipicio fiscal o abismo fiscal que fue la situación fiscal presente de la economía de EE.UU a finales de 2012 cuando era inminente la entrada en vigor de un conjunto de medidas, mezcla de incremento de impuestos y recorte de gastos que amenazaban con meter a los EE. UU. en recesión. Para impedirlo, el presidente Obama y el "Speaker" del Congreso, el republicano John Boehner, negociaron a la desesperada. Al borde del abismo, oigan.

lunes, 4 de mayo de 2015

REY D' LINARES. LA METÁFORA DEL AJEDREZ

Rey D' Linares es un poeta y artista plástico venezolano que presentó en 2012 en el "Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Díez" de Caracas la exposición "La metáfora del ajedrez". 

La exposición constaba de ocho poemas-objeto compuestos por mitades de tableros de ajedrez en los que, con fidelidad al nombre de la muestra, se exponen por medio de los trebejos escenas o acciones sacadas de la vida cotidiana. Metáforas del amor, de la guerra, de la política...

Alianza estratégica.


Intereses encontrados.


Huelga.


Asegurando el triunfo.


El espía.


El atentado.


La huida.


 A rey muerto, rey puesto.


sábado, 2 de mayo de 2015