martes, 1 de enero de 2013

SALUD, PESETAS...


...y una novia con buenas tetas.

Una antigua fórmula para desear lo mejor en todos los aspectos a la hora de los brindis: salud, dinero y amor. Son mis deseos para todos en este año.

Como las pesetas quedan lejos (o cerca, la crisis dirá), hemos elegido para ilustrar esta entrada el anverso de un billete de 5 coronas emitido por el Banco de Estonia en 1992 y que circuló por el país báltico hasta el 1 de enero de 2011, fecha en la que Estonia adoptó el euro de nuestros desvelos como moneda oficial.

Caso único en el mundo, hasta donde yo sé, este billete lleva la efigie de un ajedrecista, Paul Keres, uno de los jugadores más fuertes del mundo entre los años 30 y 60 del siglo XX.